Pollo al Lemongrass

Cuando hacemos las fotos , nuestra idea principal es que al ser vistas , al observador le entre unas ganas irracionales de comerse el plato. Es una lástima que sólo sea algo visual , que no pueda olerse o saborearse , pero como mínimo sirve de idea para apreciar la textura , la cocción y refutar lo de siempre : comemos por los ojos . En el plato de hoy no se hace justicia entre la foto y lo que pudimos disfrutar con este sencillo pero extremadamente exquisito plato.

El lemongrass , hierba limón , limoncillo y otros tantos nombres más es una planta muy común del sur de Asia muy habitual en sus cocinas. Se puede adquirir entera ( los tallos ) o bien picada y se utiliza como condimento en sopas , currys , marinadas y , debido a sus múltiples virtudes , tomada en infusión.

De sabor parecido al limón , se diferencia por ser mucho menos ácido y tener un cierto regusto agridulce. Y aunque parezca algo sorprendente , debe ser uno de los Top 5 habitual en Savourshop.es , cualquiera que haya probado la cocina thai sabe lo importante que es contar con el lemongrass , en cualquiera de sus dos vertientes , en la despensa.

Ingredientes para 2 personas:

2 pechugas de pollo

El jugo de 1 limón                               2 cucharadas de aceite de oliva

3 cucharadas de lemongrass picado                                        sal y pimienta negra molida

En un bol , introducimos las pechugas, salpimentamos , le añadimos el jugo del limón , el aceite y , por último , el lemongrass. Con esta marinada lo tendremos mínimo entre 1 y 2 horas aunque es bastante aconsejable , tenerlo una noche entera en la nevera , macerando bien.

Ponemos el grill en el horno , sacamos las pechugas marinadas y las colocamos en un recipiente adecuado para el horno . Las introducimos y las dejamos debajo del fuego 15 minutos por lado , mirando bien que no se queden secas y/o que se cocinen bien auqnue estos 30 minutos , si se ha dejado bien macerado , serían más que suficientes.

Para acompañar hay múltiples opciones , nosotros utilizamos un revuelto de lentejas con tomates deshidratados y pasas con un toque de curry ( eran sobras del día anterior con un poco de “tuning” ) y wedges , para hacer las patatas utilizamos patatas nuevas o new potatoes , unas 4 o 5 , las hervimos con su piel hasta que estén casi totalmente cocidas , las retiramos del agua , cortamos en gajos y con una simple cucharada de aceite freímos a fuego lento.

Con este pequeño truco tienes patatas fritas crujientes por fuera y tiernas por dentro y sin casi utilizar aceite.

Esta entrada fue publicada en Recetas y Trucos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s