Crujiente de ave con tamarindo

El plato tiene mucho juego , en primer lugar:

– lo de ave , se puede realizar con pollo o pavo o pato , cualquiera de las opciones es correcta y adecuada

– se pueden utilizar fideos , noodles o arroz , de huevo , de arroz , jazmín o basmati

– aunque en las fotos no se vean vegetales , ideal si se añaden judías verdes , tirabeques , zanahoria o champiñones , que queden bien crujientes eso sí.

Es un plato sacado de un libro con recetario de Tailandia pero es difícil saber qué influencia tiene más , si thai o china , por un lado jugamos con el tamarindo ( más el lemon grass que no sale en la receta original al igual que el sambal oelek ) y por otro lado , la miel y la salsa de soja.

Ingredientes para 2 personas:

2 pechugas de ave , en el caso de utilizar pato le haremos unos pequeños pinchazos en la piel para que entre bien la marinada

1 cucharada de sambal oelek ( pasta de chile rojo )

1 diente de ajo machacad con el tenedor

1 cucharada de miel

2 cucharadas de salsa de soja oscura

1 cucharada de 5 especias

1/2 cucharada de lemon grass picado

2 cucharadas de aceite vegetal por 1 de aceite de sésamo

1/2 cebolla a rodajas

1 cucharada de pasta de tamarindo

1/2 vaso de agua

pasta o arroz

los vegetales que deseemos

2 cucharadas de semillas de sésamo blanco

Mezclamos el ajo con la salsa de soja , miel , sambal oelek , las cinco especias , el lemon grass y lo colocamos en las pechugas impregnando bien todas ellas para que se pueda macerar correctamente. Reservamos y dejamos reposar mínimo una media hora , a ser posible con unas dos ya sería ideal.

Hacemos el arroz o la pasta según corresponda , escurrimos y reservamos.

Encendemos el grill y colocamos durante 15 minutos las pechugas habiendo sacado antes el jugo de maceración , no hay que preocuparse puesto que no queda nada seco , simplemente hay que tener un ojo que no se nos queme.

En el wok calentamos los aceites y empezamos a freir la cebolla , en un vaso añadimos la pasta de tamarindo y el agua y removemos bien hasta que quede líquido , ya tendremos el zumo o salsa de tamarindo ligera lista

Una vez esté la cebolla lo suficientemente lista ( no hay que hacerla en exceso debe quedar crujiente ) añadimos en el wok el zumo de tamarindo y el líquido de la maceración , dejamos que llegue a ebullición

Si ya tenemos listo las pechugas , con cuidado de no quemarnos ( utilizar palillos si tenéis ) las cortamos en pequeñas tiras que luego añadiremos al wok junto con el arroz o la pasta.

Removemos bien todo , cerramos el fuego , seguimos removiendo para que se impregne bien de la salsa y el jugo y espolvoreamos las semillas por encima.

En el caso de añadir los vegetales que hemos comentado , se puede hacer de dos maneras , o bien se preparan por separado y se introducen conjuntamente con las pechugas o bien , las hacemos junto a la cebolla antes de tirar el zumo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Recetas y Trucos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s